+ que una BSO: ‘Closer’

Normalmente lo que hace inolvidable un film es el guión o las interpretaciones, sin embargo en algunos casos lo que resalta además de lo anterior, es su música o una cierta canción. Cuando abandonamos la sala de cine en multitud de ocasiones y antes de comentar nada vamos tarareando una cancion o melodía que nos ha entusiasmado. Algunas de ellas se han convertido en la banda sonora de nuestras vidas.
Closer (Mike Nichols. 2004) tal vez sea el ejemplo más claro. Un guión que hace aguas en momentos pero no deja de resultar una propuesta muy interesante. Si además reunimos a un elenco formado por cuatro bellezas interpretativas (imponente Natalie Portman) soltando frases tan sugerentes como pretenciosas conseguimos un filme muy digno de ver.
Pero eso no es todo, el director de El graduado nos da a conocer una de las canciones más romanticonas de los ultimos años para abrir y cerrar el mejor de sus trabajos: the blower´s daughter (O. 2002) del compositor irlandés Damien Rice. Y es que al igual que ocurre con otros aspectos como la fotografía o el montaje, la música en infinitas ocasiones se convierte en una protagonista más. Nichols lo tiene muy en cuenta y saber elegir este temazo resulta una opcion más que inteligente.
Susurros y voces al límite son ingredientes básicos en la discografía de Damien Rice. De su primer álbum hay que rescatar varios temas “Amie”, “Cold Water” ” I remember” muy en la linea del tema central de Closer.
Una vez más el cine no sólo regala imágenes imborrables también nos concende el placer de disfrutar de piezas como este “the blower´s daughter”.

Sobre nosotros Ulher

En el cine hacer llorar en más fácil que hacer reír, o eso dicen. Sin embargo, cuento con los dedos de una mano las veces que una película me ha hecho inundar el salón. Una tarea complicada la de llegar al corazón. Wenders lo hizo en un peep-show y desde entonces estoy recuperándome. Más tarde llegó Tornatore y casi muero en el naufragio. Con Daldry aún estoy desatando el nudo que me provocó mientras no dejo de maravillarme con la grandeza de los viajes de Kubrick.Amante del cine desde que tengo uso de razón. Crecí con las marujas deslenguadas de Almodóvar. Mi psicólogo de cabecera responde al nombre de Aronofski y los domingos cierro las noches con Wilder.

Un comentario

  1. es un hermoso tema, y mas aun acompañado de imagenes de esta pelicula q es impactantemente fuerte, muy bueno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 11 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.