Especial CINE INCÓMODO

Existe una cierta tendencia a creer que si el golpe duele crea cátedra, o lo que viene a ser lo mismo, es que la herida sólo sanará si escuece. En el cine ocurre lo mismo. Ya sea por su contenido en forma de dardo o por sus formas libres de cualquier doctrina, el denominado cine de impacto o incómodo, encuentra en la reacción del espectador el motivo de su concepción. Cintas peculiares, provocativas, de un único pero contundente visionado. Experiencias para las que podemos no estar preparados. En definitiva, películas que, bajo la cruda capa de su texto e imágenes, esconden miradas interesantes, denuncias irrevocables y, por encima de todo, valentía.

El arte cuestionado, tildado de basura, pornografía infecta, cine no apto para estómagos sensibles y cerebros perezosos. En este especial hemos querido seleccionar trece obras, trece experiencias que bien merecen su inclusión en el denominado cine incómodo. La violencia injustificada y de las emociones desordenadas, la irritabilidad de lo diferente, la aberración de los totalitarismos, el escándalo de las pulsiones sexuales o la locura de las pesadillas. Algunas de ellas os perseguirán. Otras os repugnarán. Pero si de algo estamos seguros es que no os dejarán indiferentes.

(Críticas disponibles haciendo click sobre la imagen)
FUNNY2

“Funny Games” (Michael Haneke) 1997

edenlake1

“Eden Lake” (James Watkins) 2008

irreversibke1

“Irreversible” (Gaspar Noé) 2002

kids1

“Kids” (Larry Clark) 1995

freaks1

“Freaks” (Tod Browning) 1932

pink1

“Pink Flamingos” (John Waters) 1972

saul1

“El hijo de Saúl” (László Nemes) 2015

triunfo1

“El triunfo de la voluntad” (Leni Riefenstahl) 1935

saló3

“Salò, o los 120 días de Sodoma” (Pier Paolo Pasolini) 1975

paris1

“El último tango en París” (Bernardo Bertolucci) 1972

extraño1

“El extraño viaje” (Fernando Fernán Gómez) 1964

cabeza1

“Cabeza borradora” (David Lynch) 1977

despertar2

“Despertar en el infierno” (Ted Kotcheff) 1971


Agradecer a todos los colaboradores que se han volcado en este especial:

Juan Solo, Pol Morales (@pomovi), Antonio Manero, Carlos Ortega, Luis Ogades (@luisan_ogades), Javier Palma (@SuMalevolenciaJ) y Raúl Hernández (@ulher)

Sobre nosotros Ulher

En el cine hacer llorar en más fácil que hacer reír, o eso dicen. Sin embargo, cuento con los dedos de una mano las veces que una película me ha hecho inundar el salón. Una tarea complicada la de llegar al corazón. Wenders lo hizo en un peep-show y desde entonces estoy recuperándome. Más tarde llegó Tornatore y casi muero en el naufragio. Con Daldry aún estoy desatando el nudo que me provocó mientras no dejo de maravillarme con la grandeza de los viajes de Kubrick.Amante del cine desde que tengo uso de razón. Crecí con las marujas deslenguadas de Almodóvar. Mi psicólogo de cabecera responde al nombre de Aronofski y los domingos cierro las noches con Wilder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − quince =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.