LA PROFESORA

CORRUPCIÓN Y HEROÍSMO

★★★★☆

Nos rasgamos las vestiduras cuando nos encontramos con las tan nauseabundas como recurrentes corruptelas políticas en las que se desfalcan o saquean dineros públicos para el enriquecimiento personal o para el beneficio de unos pocos gobernantes en detrimento del bienestar y de la justicia, sin darnos cuenta que dicha ocurrencia puede tomar muchas encarnaciones diferentes – no siempre asociada con presupuestos rimbombantes o importes astronómicos – y que lo peor es la indefensión en la que quedan las personas corrientes cuando la nomenclatura política o el ordenamiento social impiden amparar a los individuos comunes ante los atropellos de los jerarcas de turno, protegidos por el sistema y el temor ante sus represalias que pueden desencadenar de forma arbitraria o flagrante.

Esta claustrofóbica y kafkiana película eslovaca nos muestra la insidiosa impunidad del envilecimiento coercitivo de una forma de soborno tan atroz como en apariencia inmune a la justicia, escudado por un ordenamiento político que favorece a los jerarcas del partido dominante (o único) frente a la libertad y autonomía de las personas. Nada nuevo, pero presentado con una rabiosa pertinencia y claridad que nos hiela la sangre y nos revela cómo ciertas personas saben utilizar y manipular los hilos de la nomenclatura en beneficio propio y en detrimento del cabal funcionamiento de las instituciones, socavando la convivencia pacífica y el desarrollo y bienestar de los ciudadanos.

Porque enfrentarse a la injusticia es confrontar al poder constituido y estar, por ello, abocados al fracaso lacerante y al antojo campante y arbitrario de la venganza. Esta cinta está construida como un primoroso ejercicio de estilo, es un rompecabezas que descoyunta y fragmenta la trama – como si de un filme policiaco se tratase – y nos recompone la historia entre sutiles repeticiones e inesperados paralelismos que van revelando la intrigante maquinaria del aparato burocrático omnímodo que aplasta cualquier disidencia y propicia todo abuso bajo el amparo del poder y la coerción policial. No sólo es una denuncia del despotismo penoso de un régimen comunista, sino de cualquier otro totalitarismo que anula la oposición y ahoga la diversidad y libertad individual en aras de un supuesto e intocable bien común supremo y abstracto.

Y lo peor es que las malas prácticas permanecen aunque cambien los sistemas, ya que las personas son fieles a sí mismas y su afán por aprovecharse del prójimo perdura más allá de los simples cambios cosméticos oportunistas, ya que los gerifaltes tienen la rara habilidad de sobrevivirse a sí mismos y perpetuarse en las altas esferas, mutando de pelaje pero conservando su torvo autoritarismo intacto. Lobos con piel de cordero capaces de travestirse según convenga para saquear sin remordimiento ni descanso. Desoladora pieza de denuncia que radiografía un pasado aún presente • ANTONIO MANERO


Título original Ucitelka (Učiteľka) Año 2016 País Eslovaquia Director Jan Hrebejk Guión Petr Jarchovský Reparto Zuzana Mauréry,  Zuzana Konecná,  Csongor Kassai,  Tamara Fischer, Martin Havelka,  Éva Bandor,  Oliver Oswald,  Peter Bebjak,  Richard Labuda, Ina Gogálová,  Monika Certezni,  Peter Bartak,  Jozef Domonkos,  Judita Hansman

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + cuatro =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.