GENTE CORRIENTE

SE PUEDE ENVEJECER (AÚN) PEOR QUE TIMOTHY HUTTON

El debut de Robert Redford como director recibió en su día la lluvia de premios con que suelen saludarse las “operae primae” —me tendrán que perdonar el latinismo, o latinajo. Deformación profesional— de tantos actores rompe-taquillas metidos a cineastas —a bote pronto, y citando de memoria: Kevin Costner, Mel Gibson o, más recientemente, Ben Affleck.

La benevolencia y generosidad de los compañeros de profesión se explica desde un punto de vista corporativo —“hoy por ti, mañana por mí”— aunque no tanto en términos de calidad cinematográfica. O quizá sea que el paso del tiempo no le ha sentado particularmente bien a esta Ordinary People; lo cual constituye, en definitiva, un síntoma inequívoco de la endeblez de una obra.

Desde un punto de vista psicológico, los personajes resultan bastante sólidos —especialmente un soberbio Timothy Hutton, de quien hablaré más adelante—, con las muletillas sublimatorias particulares de todos ellos bien delineadas, sin caer —excesivamente— en el subrayado.

Sin embargo, la película peca de una morosidad discursiva rayana en lo soporífero. No digo que la vida de una familia de clase media acomodada del Medio Oeste tenga que ser una montaña rusa de emociones. Mucho menos tras la tragedia que sobrevuela, contamina cada instante de sus días. Creo, no obstante, que la misma historia podría haberse contado con algo más de dinamismo, sin por ello tener que renunciar a un ápice de su componente doloroso.

Mención aparte merece, como dije antes, el también debutante Timothy Hutton. Éste compone un personaje francamente difícil, en cuanto conlleva un riesgo serio de caricatura. Sobreponiéndose a cualquier tentación manierista —o plañidera— entrega un adolescente cuyo tormento, de tan veraz, conmueve hasta la médula del espectador más cínico. De los cuatro oscar que Ordinary People recibió, indudablemente el que se llevó Hutton fue el más justo. Eso sí, tratándose del protagonista absoluto de la cinta, se me escapa la razón de que fuera galardonado en la categoría de mejor actor de reparto • CARLOS ORTEGA


NOTA REDACCIÓN CINECLUB: 7,16


Título original Ordinary People Año 1980 País Estados Unidos Director Robert Redford Guión Alvin Sargent Reparto Donald Sutherland,  Mary Tyler Moore,  Judd Hirsch,  Timothy Hutton, M. Emmet Walsh,  Elizabeth Mcgovern,  Dinah Manoff,  James B. Sikking

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − uno =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.