MOONLIGHT

DESAMPARO

★★★☆☆

Una historia en tres tiempos, en tres momentos vitales – bien diferenciados e interpretados por tres actores distintos que sin embargo consiguen hacer creíble que se trata del mismo personaje – que ilustran el devenir atormentado de un joven que crece en un entorno marginal marcado por la droga, los abusos y la inseguridad afectiva. Se puede tomar como un relato iniciático, pero también es el reflejo – casi documental – de un ambiente tremebundo y asfixiante lastrado por el tráfico y consumo de narcóticos, la orfandad emocional y el abismo de la violencia. Así mismo podría considerarse una soterrada crónica de un amor que no osa decir su nombre y que corroe la existencia por su obcecada e inevitable invisibilidad y negación.

Ha recibido los parabienes entusiastas y unánimes de la crítica – quizás en exceso, ya que distorsiona la serena y cabal recepción de esta propuesta singular. Tratando de diseccionar cada uno de sus componentes, podemos concluir que la labor de dirección es excelente, de una contundencia y creatividad dignas de elogio, ya que envuelve la acción con una angustia y desesperanza que juega en favor de la trama y sus implicaciones. El guión está muy bien construido y estructurado, nunca buscando el efectismo ni el asombro, sino centrándose en una construcción de personajes memorable. Sin embargo, la historia en sí me parece que cojea, adolece de un tufillo anticuado y rancio, como si no supiera calibrar del todo algunos de los mimbres con los que adereza su desarrollo. Quizás sea por mi desconocimiento del mundo que retrata, pero toda la parte de ‘temática gay’ me parece obsoleta, como si nos estuvieran hablando de oídas y no naciera del contacto con la realidad.

Los actores están todos ellos excelentes, aunque sea justo destacar la labor tanto de Naomie Harris como de Mahershala Ali, que rezuman destreza técnica pero la hacen pasar sin esfuerzo aparente por pura naturalidad y descaro. Pocas veces he visto un reparto coral tan perfecto y tan bien conjuntado, creando un microcosmos no sólo verosímil e inmediato, sino inolvidable. Los saltos en el tiempo fluyen de forma armónica y natural, tejiendo una tupida tela de araña que atrapa al espectador y multiplica la densidad dramática de la narración, sin dispersión ni interrupción. No todo lo que cuenta me parece sincero o logrado, pero sí la forma y fuerza de contarlo, pura adrenalina y arrebato.

Pese a no convencerme del todo y de que algún meandro explicativo me parece impostado, creo que se trata de una obra muy buena y llena de enjundia. Imperfecta pero valiente y arriesgadaANTONIO MANERO


Título original Moonlight Año 2016 País Estados Unidos Director Barry Jenkins Guión Barry Jenkins Reparto Trevante Rhodes,  Naomie Harris,  Mahershala Ali,  Ashton Sanders,  André Holland, Alex R. Hibbert,  Janelle Monáe,  Jharrel Jerome,  Shariff Earp,  Duan Sanderson, Edson Jean

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 4 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.