TOP 5. LOS MEJORES MUSICALES

Este viernes llega a nuestras pantallas La ciudad de las estrellas, el La la land que ya resuena desde hace meses como sonsonete favorito al Oscar. Mientras esperamos impacientes su estreno, desde la redacción de Nosoyuncrítico hemos querido aprovechar la ocasión para rememorar nuestros musicales favoritos. Una selección variopinta que demuestra que los alérgicos al género deberían darle una oportunidad a otras propuestas que se alejan de los cánones habituales. ¿Terminarán Emma Stone y Ryan Gosling formando parte de este ranking de cine musical? Quedan pocas horas para comprobarlo.

Top general 

  1. Cantando bajo la lluvia 
  2. Cabaret 
  3. Bailar en la oscuridad 
  4. Moulin Rouge 
  5. West Side Story

Antonio Manero

  1. Cantando bajo la lluvia. No hay nada mejor si no te gusta el musical pero quieres disfrutar de una gran película clásica que por su propia fama te puede resultar hasta repelente. Sencillamente apoteósica, memorable, divertida, ingeniosa e icónica. Nunca un género encontró mejor reparto para configurar la quintaesencia de las virtudes del séptimo arte como escapismo ensoñador.
  2. Ha nacido una estrella. Musical melodramático, amargo y pesimista de duración excesiva que sin embargo engancha siempre a cada nuevo visionado. Su pareja protagonista compone un tándem inolvidable. Judy Garland consigue la mejor interpretación de toda su carrera. Y con un final que no por conocido o previsible deja de ser conmovedor.
  3. West Side Story. Obra fascinante, recreación de la historia de Romeo y Julieta de Shakespeare pero ambientándola en un Nueva York pandillero y marginal, poblado por inmigrantes portorriqueños y obreros autóctonos. La música y canciones de Leonard Bernstein tienen una fuerza inmarchitable, muy por encima de los insulsos protagonistas que las simulan interpretar. Y las coreografías conservan aún toda su frescura y fuste.
  4. Cabaret. Basada vagamente en una novela corta de Christopher Isherwood, con el telón de fondo del  nazismo naciente del Berlín de comienzos de los años treinta, representa una radiografía emocional desazonadora de la confusión de los sentidos trufada con una serie de canciones y coreografías memorables. Muy setentera para bien y para mal, inmortalizó de golpe a una Liza Minnelli sensacional.
  5. Dinero caído del cielo. La gran olvidada de toda antología del musical, llegó a destiempo y fue un fracaso comercial. Pero renueva y revive como pocas la mejor tradición y le da renovado lustre. Merece destacarse por su clasicismo a contracorriente y sus excelentes interpretaciones. Rescatarla es hacer un acto de justicia.

Juan Solo

  1. Cabaret. No es un musical, es un drama con música. ¿Todavía crees que les podéis parar los pies? Uff, como escarpias los pelos
  2. Cantando bajo la lluvia. Lo mejor del Alzheimer es que siempre que ves “Cantando bajo la lluvia” parece que es la primera vez”. Debería dispensarse en todas las farmacias como antídoto contra la depresión
  3. All that JazzSi a Ingmar Bergman le hubiese dado por rodar un musical, sin duda le hubiese salido algo muy parecido a esto. Existencialismo en estado puro, eros y tánatos entre bastidores, y sencillamente uno de los mejores finales de la Historia del Cine.
  4. Alrededor de la medianoche. Cuenta Martin Scorsese en los extras del DVD de “New York, New York”- otro soberbio musical por cierto- que a principios de los 80 cenó una noche en Nueva York con Bertrand Tavernier. Y entre bromas y veras el uno le propuso al otro qué correrías viviría el músico protagonista de la película en su exilio parisino. La respuesta en una obra maestra indiscutible.
  5. Cotton ClubLos Corleone y los Tattaglia bailando a ritmo de charleston y de foxtrot. Corrían malos tiempos para Coppola cuando a mediados de los 80 parió este pedazo de película. Imprescindible banda sonora.

Luis Ogades

  1. Cabaret. Money makes the world go round. Este musical de Bob Fosse, uno de los grandes maestros del género, rompió estética y narrativamente con el musical clásico para abrazar la oscuridad y el cinismo del mundo que retrataba: la Alemania pre-II Guerra Mundial. Una cabaretera de poca monta y un estudiante americano se enamoran en un club berlinés, mientras el mundo comienza a desmoronarse, que dirían en Casablanca. El dinero y el odio mueven el mundo, pero maybe this time…
  2. Bailar en la oscuridad 
  3. The Rocky Horror Picture Show
  4. Les chansons d’amour
  5. Once

Pol Morales

  1. Moulin Rouge. Baz Luhrmann consiguió con Moulin Rouge reinventar el musical. Para bien o para mal, ya que para muchos esta locura hiperactiva y videoclipera es más bien una patada al género. Con unos Ewan McGregor y Nicole Kidman pletóricos, la cinta trascendió la gran pantalla para convertirse en una de las bandas sonoras más gratificantes de la historia del cine.
  2. Bailar en la oscuridad
  3. Cantando bajo la lluvia 
  4. West Side Story 
  5. El Rey León

Ulher 

  1. Bailar en la oscuridad. El género musical ha sobrevivido hasta a Lars von Trier. Y de qué manera. El siempre polémico director danés consiguió en 2000 no sólo salir airoso de su colaboración con la cantante Björk sino que además logró crear una obra mestra en la que una desgarradora historia se mezcla de forma exquisita con la imaginación musical de su protagonista. Demoledora y triste pero imprescindible.
  2. Moulin Rouge
  3. Cantando bajo la lluvia 
  4. Cabaret
  5. Hedwig and the Angry Inch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 3 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.