REGRESO A CASA

regreso1

RETORNO IMPOSIBLE

★★★☆☆

Pese a la fragancia embaucadora de su planteamiento y el arrebatado arranque inicial – un retrato opresivo y angustiado sobre las persecuciones políticas y el desgarro anímico que provocó la Revolución Cultural china – esta obra decepciona y cansa aunque contenga algunos buenos momentos y albergue un propósito lúcido y oportuno. Pero tras la media hora inicial que presagia un retablo fascinante y necesario sobre un momento histórico funesto y deplorablemente silenciado, la cinta se estanca y se vuelve en un premioso ejercicio esteticista que ni evoluciona, ni entretiene, ni convence.

Quiere ofrecer mucho pero propone tan sólo una situación única que huele a naftalina rancia, a tópico bienintencionado y prefabricado. No basta con tener la loable voluntad de denunciar los dolorosos abusos de la arbitrariedad gubernamental de un régimen totalitario e injusto, donde el partido único se arroga la prerrogativa aniquiladora de condicionar y ordenar la vida cotidiana de todos sus súbditos hasta el más nimio detalle y donde tener ideas propias e ir contracorriente puede ser proscrito y vilipendiado por derechista o contrarrevolucionario, destruyendo así el devenir íntimo de sus indefensos ciudadanos, meros peleles desvencijados a merced del albur de una nomenclatura veleidosa y tiránica.

Pero fracasa. Todo resulta previsible, repetitivo, monótono y lastimero. El tono trágico elegido parece una impostura o un mero postureo estético que pretende desvelar la ruinosa desdicha personal pero se queda en estampita anodina que apenas da para un cortometraje que, sin embargo, se estira y extiende más allá de lo razonable. Y no sirve como metáfora de una época por la obviedad manifiesta de su discurso. La evidente crueldad de la abusiva situación reflejada deja indiferente al espectador, que sabe lo que va a pasar antes de que acabe ocurriendo, sin resquicio para la sorpresa, sin desarrollo dramático ni profundidad emocional.

Se nota que al mando hay un cineasta de fuste, con talento visual y narrativo, pero todo deviene en un sermón empalagoso y sin sustancia, en una regañina torpe y predecible, carente de ideas y ayuna de creatividad. La buena intención social y el reconcentrado discurso redentor ahogan a los personajes y vuelve en caricatura insulsa su odisea particular. La arenga libertaria se queda en aborto bienintencionado y fallido. Podría tomarse como quintaesencia de la necesidad de reivindicar la memoria de todo un pueblo, un intento por salvarlo de la amnesia. Pero no lo consigue • Antonio Manero


Título original Gui lai Año 2014 País China Director Zhang Yimou Guión Zhou Jingzhi Reparto Gong Li,  Chen Daoming,  Zhang Huiwen,  Guo Tao,  Yan Ni,  Li Chun,  Zhang Jiayi,  Liu Peiqi,  Ding Jiali,  Xin Baiqing,  Zu Feng,  Chen Xiaoyi

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 13 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.