MI PERFECTA HERMANA

HERMANA1

IMPERFECTA INSIGNIFICANCIA

★★☆☆☆

Hay pocos desórdenes psicológicos más terribles y devastadores que la anorexia. Pareciera sencillo tratarla – la necesidad de alimentarnos es el fundamento de la vida y se nos antoja una querencia innata – pero es una de las adicciones más tremendas y contumaces que hay, ya que es de compleja identificación, difícil tratamiento y catastróficas consecuencias, ya que puede desembocar en la aniquilación del paciente y la destrucción de las relaciones familiares de sus allegados. Y el amor que tienes o muestras a tu ser querido no ayuda en nada a aliviar su situación. Renunciando a bucear en los orígenes del problema (donde no hay consenso ni entre los terapeutas, ni entre los médicos, ni entre los nutricionistas) esta cinta explora los terribles efectos de este drama íntimo.

Es innegable que la cinta rezuma verdad; hay una delicada mirada hacia todos sus personajes, destila ternura en su cuidado desarrollo, ofrece dotes de observación dignas de elogio, brinda una mirada amorosa hacia el problema y se detiene a explorar un tema que apenas se ha tratado antes en cine. Pero tampoco se puede negar que carece de interés, resulta prolija, deslavazada y premiosa, se dispersa en detalles fútiles y acaba siendo un ejercicio vacuo lleno de buenas intenciones y tediosos resultados. La importancia del asunto hubiese merecido mejor suerte y la simpatía que a priori despierta la calamidad expuesta se acaba diluyendo sin remisión.

Como en tantas ocasiones, no basta un punto de partida interesante para confeccionar una historia que se sostenga más allá de sus loables buenos propósitos iniciales. El tono fraternal y doméstico elegido es un acierto, pero la crónica acaba aburriendo por su falta de progresión y se estanca en un remanso plácido pero plano, dejando al espectador desatendido, como si la magnitud de la odisea hiciera olvidar a su directora y guionista que no es suficiente acertar en las tonalidades y claroscuros expuestos si fracasas en urdir un relato con el empaque y aplomo suficiente para acompañar durante todo el metraje a sus protagonistas. Nos quedamos como meros observadores, al margen y ajenos a los sucesos, y pese a la brevedad de la película, ésta se hace larga y tediosa.

Bien interpretada, sin graves errores ni desaciertos aberrantes, resulta insuficiente y desaprovechada. Se ve con indulgencia, renuncia a la compasión lacrimosa o al melodrama desaforado, pero acaba siendo insípida e insustancial y carente de empuje. Un intento fallido y estéril por salirse de lo trillado • Antonio Manero


Título original Min lilla syster (My Skinny Sister) Año 2015 País Suecia Director Sanna Lenken Guión Sanna Lenken Reparto Rebecka Josephson,  Amy Diamond,  Annika Hallin,  Henrik Norlén,  Maxim Mehmet, Hugo Wijk,  Emelie Strömberg,  Amy Deasismont,  Karin de Frumerie,  Bahador Foladi, Åsa Janson,  Ellen Lindbom

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − catorce =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.