ESPECIAL DOUGLAS SIRK / TIEMPO DE AMAR, TIEMPO DE MORIR

tiempo1

AMOR, DIVINO TESORO, CAUDAL DE INFORTUNIOS …

Antonio Manero

Finales de 1944. La Segunda Guerra Mundial devora a Europa por completo. En eso, un joven soldado alemán destinado en el brutal frente soviético obtiene un permiso de tres semanas para volver a casa, descansar de los horrores de la guerra y ver a su familia. Al lograr dicho permiso, se siente un hombre afortunado, pero cuando llega a su ciudad natal se la encuentra devastada por las bombas y a sus padres desaparecidos. En la retaguardia, el hambre, los bombardeos aliados y la vesania y corruptela nazi desesperan y desmoralizan a la población, que se ha vuelto recelosa y áspera. Sin embargo, reencuentra allí a una joven amiga de la infancia, tienen un apasionado romance y se casan. Lejos queda así la guerra y parece brotar una brizna de esperanza sobre el mañana. Pero finalizada su licencia, habrá de volver al campo de batalla, enfrentándose así con su destino.

En palabras de Jean-Luc Godard: “Nunca me ha parecido tan creíble la Alemania en guerra como viendo Tiempo de amar, tiempo de morir, filmada en tiempo de paz.” O citando al propio Douglas Sirk: “Una felicidad completa sería como un  poema  mal  escrito.” – estas dos frases ilustran el impacto de esta cinta, que bascula entre el lirismo y la bestialidad, entre el tesón y la desgracia. Basada en una novela de Erich  Maria  Remarque (cuya trama reproduce sin alteraciones), se puede considerar otra de sus populares diatribas antibélicas, pero Sirk la hace suya y la convierte en uno de sus más depurados melodramas, recalcando a cada paso el concepto del tiempo, de la brevedad y fugacidad de la dicha. La guerra como telón de fondo, el amor como tabla de salvación y refugio de la fatalidad o de la extinción.

Estamos ante el perfecto ejemplo de cómo adaptar una novela al cine, conservando su trama, pero encontrando símbolos e imágenes que alivien su densidad literaria y hagan avanzar la narración, encontrando una iconografía sólida y fructífera que sustente la narración y la refuerce, sin necesidad de recurrir a diálogos explicativos o digresiones. Algunos ejemplos: el reencuentro con un caballo disecado tras el cristal de un escaparate que ha sobrevivido a los bombardeos como encarnación de un pasado muerto e inalcanzable, los restos de las ruinosas casas que configuran un tropo del dislocado presente inhabitable, el cristal y su marco de madera que configuran una ominosa cruz que presagia el porvenir durante la despedida en off de los amantes, el cristalino fluir del arroyo que se lleva la carta deseada mientras el rostro desvalido del soldado se refleja y difumina tras su estéril acto de bondad traicionada… El lirismo melodramático encuentra aquí su estilización más depurada. La puesta en escena de la pérdida, de la finitud, del despojamiento atroz y total.

Alegoría e ilusión. El amor es posible pero acaba deviniendo en espejismo o locura, como el cerezo que florece, prematuramente, en la metafórica escena junto al riachuelo, engañado por el calor desprendido por las llamas de las bombas.


Título original A Time to Love and a Time to Die Año 1958 País Estados Unidos Director Douglas Sirk Guión Orin Jannings Reparto John Gavin,  Liselotte Pulver,  Jack Mahoney,  Keenan Wynn,  Don DeFore,  Erich Maria Remarque,  Klaus Kinski,  Dieter Borsche,  Barbara Rutting,  Thayer David, Dorothea Wieck

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 3 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.