EDEN LAKE

edenlake1

LA VIOLENCIA COTIDIANA

★★★★☆

El terror es tan subjetivo como la risa o el llanto. Los estudios de cine se devanan los sesos para sorprender a un público curado de espanto. Recurren a fobias comunes, a golpes de efecto, a criaturas extrañas, giros imposibles. Y, sin embargo, el miedo puede infundirse apelando a algo tan sencillo como la vida cotidiana. ¿Quién no se ha visto alguna vez envuelto en una situación de violencia extrema, repentina e incontrolada? Cualquier viaje en metro, cualquier salida nocturna, cualquier apacible excursión puede convertirse en cuestión de segundos en una pesadilla de la que todos querríamos huir.

De un punto de partida tan simple, a priori tan poco estimulante, parte Eden Lake. Una joven pareja decide pasar un fin de semana romántico en un bucólico entorno. El lugar idílico para pedir matrimonio. La excusa perfecta con la que toda película de terror abonaría un terreno perfecto de sangre y vísceras. Pero el debutante Jame Watkins recurre a un detonante mucho más realista que la presencia de un asesino en serie o de un fenómeno paranormal. Es un grupo de adolescentes descerebrados, la típica pandilla que rehuiríamos en un solitario callejón, el que desencadena una espiral aterradora e inaguantable de catastróficas desdichas.

En la verosimilitud del planteamiento reside la gran virtud de este inquietante debut. La amenaza se va fraguando poco a poco, una escalada de tensión que comienza con una mera discusión y que pronto se adentra en una espiral de violencia desatada. El reflejo llevado al extremo de una generación aletargada, con los retos mascados y demasiado tiempo libre. Un juego de niños que se convierte en una persecución a muerte, en una despiadada venganza con el placer más irracional como único estímulo.

Acostumbrados a verle enfundado siempre en el papel de héroe, cuesta asimilar que Michael Fassbender pueda convertirse de repente en la víctima, en la persona que huye, en el anónimo indefenso. Otra apuesta firme por alejarse de los estereotipos cinematográficos, en los que apenas se concibe que un hombre como el actor de origen alemán sea incapaz de controlar la situación. Porque si existen los superhéroes en la vida real, es evidente que no trabajan a tiempo completo. Todos somos susceptibles de terminar en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Y sobre ese fatalismo, sobre ese traspiés del destino, se cimenta una sólida cinta de terror con un par de escenas planificadas para incomodar la vista y desgastar las uñas. Angustia ‘in crescendo’ que desencadena en uno de los finales más descorazonadores y brillantes del género. Cuando la esperanza regresa, cuando el infierno parece que toca a su fin, otro baño de realismo hace acto de presencia. Y al espectador le queda la enorme desazón de comprobar cuán desgraciada puede resultar la mala suerte • Pol Morales


Título original Eden Lake Año 2008 País Reino Unido Director James Watkins Guión James Watkins Reparto Kelly Reilly,  Michael Fassbender,  Thomas Turgoose,  Bronson Webb,  Shaun Dooley, Jack O’Connell,  Finn Atkins,  Eliza Elkington

Sobre nosotros @pomovi

Periodista con una seria adicción al cine y las series de TV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 5 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.