SPOTLIGHT

spotlight1 CAMPANADAS EN EL PUNTO DE MIRA 

por Antonalva

Existe una loable tradición del cine norteamericano sobre el periodismo como reflejo de los necesarios aldabonazos que requiere toda sociedad sana y democrática en búsqueda del mejoramiento continuo de su cohesión y convivencia, como contrapeso de los poderes fácticos y conciencia colectiva para desentrañar carencias, ineficiencias, abusos y atropellos. Los poderosos suelen tener la tentación y costumbre de abusar de su poder – aunque sea con buenas intenciones – y conviene que haya unas moscas cojoneras que señalen con el dedo y denuncien cada vez que algo funciona mal o siembra de sombras y podredumbre la relación entre los miembros de una comunidad.

Si se necesita un pueblo para criar a un niñose necesita un pueblo para abusar de ellos.

 

Hay una notoria perversión moral y adulteración de la armonía natural cuando se tiene más en cuenta y se trata de excusar, comprender o acompañar a los criminales antes que a las propias víctimas. Tenemos un problema cuando se tapa un crimen aduciendo que con el silencio o el disimulo se está contribuyendo al mejor funcionamiento de las instituciones o del equilibrio comunitario, de sus pautas de comportamiento y de su fe en la buena conducta de las asociaciones que vertebran la paz social. Pero basta un garbanzo podrido para malograr el mejor de los guisos y por ello conviene separar el polvo de la paja, para así recobrar el correcto devenir colectivo, sin llevarse las manos a la cabeza por haber hecho lo que es de justicia desvelar, denunciar y perseguir. La mayor de las injusticias es mirar para otro lado o no llamar a las cosas por su nombre.

Estamos ante una película necesaria, muy bien planteada, trabada y resuelta. Nos muestra el periodismo de investigación como columna vertebral de una sociedad libre y digna de tal nombre, donde las personas están para ayudarse, apoyarse y construir un mundo mejor donde sea más saludable y fértil crecer, vivir y convivir. Negar la realidad, tergiversar los hechos, manipular los acontecimientos con el objeto de proteger al criminal (ya sea negando su crimen, exculpándolo o dándole un marchamo de idealismo o inocencia), así como enterrar el dolor y dignidad de las víctimas es una aberración sin paliativos. La víctima, su sufrimiento, ultraje e indefensión debe ser el centro de nuestra compasión, afán y recuerdo.

spotlight2

Quizás sea una cinta que se disfrute más a nivel intelectual que emocional.  Pero sus buenas intenciones quedan reflejadas en un buen resultado global del todo satisfactorio. Buenos actores, un sólido guión y una realización seca, afilada y contundente son su carta de naturaleza. Cine adulto con pretensiones pedagógicas. Bienvenido sea.|✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭|


Título original Spotlight Año 2015 País Estados Unidos Director Thomas McCarthy Guión Thomas McCarthy, Josh Singer Reparto Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, John Slattery, Stanley Tucci, Brian d’Arcy James, Gene Amoroso, Billy Crudup, Elena Wohl, Doug Murray, Sharon McFarlane, Jamey Sheridan, Neal Huff, Robert B. Kennedy, Duane Murray, Brian Chamberlain, Michael Cyril Creighton, Paul Guilfoyle, Michael Countryman

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.