NOMINADOS MEJOR ACTOR

¿Será recordado este 2016 como el año en que Leonardo DiCaprio logró su ansiado Oscar? Estamos ante una carrera sin una clara favorita como Mejor Película, sin embargo, no ocurre lo mismo en la categoría de Mejor Actor. Todo apunta a que DiCaprio, por fin, obtendrá el reconocimiento de la Academia. La pregunta sería si los académicos están respondiendo a una deuda o no. Mejor repasamos los cinco nominados a Mejor Actor y que cada uno saque sus conclusiones. Tres supervivientes luchando contras las fuerzas de la naturaleza, un titán de la informática y un escritor perseguido por sus ideales.


BRYAN CRANSTON como Dalton Trumbo en “Trumbo” de Jay Roach
(59 años, 1ª Nominación)

actor1

Tras ofrecer uno de los personajes más icónicos de la televisión en los últimos años, Bryan Cranston consigue su primera nominación al Oscar dando vida a Dalton Trumbo, famoso y perseguido guionista de Hollywood. Y lo hace con una presencia y carisma que bien merecen la presencia en estos premios. Cranston consigue que el espectador mantenga el interés es una historia tan atractiva por su contenido como plana en sus formas. Estamos ante una interpretación potente pero no gloriosa. Si bien Cranston es el eje de toda la trama y nunca queda eclipsado por el buen hacer de un elenco de secundarios de renombre, las posibilidades de verle subir al escenario en concepto de triunfador son más bien escasas por no decir nulas. Aun así, ver a semejante actor en la alfombra roja ya es todo un gustazo.


MATT DAMON como Mark Watney en “Marte” de Ridley Scott
(45 años, 4ª Nominación y 1 Oscar por el guión de El Indomable Will Hunting)

actor2

Uno que ya sabe lo que es tener el Oscar en sus manos pero para Matt Damon, saborearlo como actor principal debe ser muy diferente a compartirlo con Ben Affleck por su labor de guionista. Damon logra su tercera nominación como actor y la segunda en la categoría de principal por ser abandonado en otro planeta. Encarna a un astronauta que es dado por muerto tras una tormenta y abandonado por sus colegas de tripulación. En este relato de superviviencia  En Marte, brinda una interpretación solvente pero la nominación al Oscar le viene grande. Se presenta a la ceremonia con el Globo de Oro a Mejor Actor en Comedia, título con muy poca fuerza este año para hacer frente al gran favorito, DiCaprio.


LEONARDO DiCAPRIO como Hugh Glass en “El Renacido” de Alejandro G. Iñárritu
(41 años, 5ªNominación)

actor3

Muchos esperamos el momento en el que Leonardo DiCaprio suba a recoger la estatuilla que se le ha escapado hasta en cinco ocasiones. Tras el Globo de Oro, el Bafta y el Critics´ Choice, sólo queda el Oscar y nada tiene en contra para que esto no sea efectivo la próxima semana. En El Renacido, DiCaprio se deja la piel en una interpretación puramente física. Sin apenas diálogos en los que pueda apoyarse, logra llevar a su personaje hasta el extremo y lo hace con una entrega admirable. Muchos creemos que no es su papel más premiable- ahí están sus magistrales interpretaciones en El Lobo de Wall Street, Shutter Island, Diamante de Sangre o la injustamente olvidada por los académicos, Revolutionary Road – pero si sostenemos que no tiene rivales en una categoría que de antemano se presumía más poderosa, tiene el camino libre. Sólo esperemos que el premio sea algo anecdótico en su carrera y siga prodigándose en la pantalla con tanta sabiduría a la hora de escoger personajes.


 

MICHAEL FASSBENDER como Steve Jobs en”Steve Jobs” de Danny Boyle
(38 años, 2ª Nominación)

actor4

Si se cumplen los pronósticos y Leonardo DiCaprio dice este año adiós a su maldición con el Oscar, ya sabemos quién puede ser un serio candidato a tomarle el relevo como gafe oficial en los premios de la Academia. Michael Fassbender lleva sólo dos candidaturas a la estatuilla, pero también una carrera fulgurante que demuestra bien a las claras que éstas podían ser unas cuantas más. Por ejemplo, su  no nominación por Shame en la que era sin duda la mejor interpretación masculina de su año todavía nos sigue escociendo a muchos. Poco amigo de promocionarse y de airear en general su vida privada, Michael opta a su primer Oscar en la categoría principal por dar vida al fundador de Apple en la nueva película de Danny Boyle . De entrada, el germano-irlandés ha hecho olvidar la interpretación que del mismo personaje hizo recientemente Ashton Kutcher en la fallida Jobs. El guionista Aaron Sorkin ha elevado a Jobs a la categoría de personaje shakespereano, y sus palabras se convierten en pura dinamita cuando las escupe por su boca ese volcán llamado Fassbender. Este año, por cierto también le hemos visto al frente de la nueva adaptación cinematográfica de Macbeth donde está incluso más inconmensurable que en el film que le vale la nominación.  En un año normal, sus posibilidades de llevarse el premio serían muchísimas. Pero todos sabemos que éste no es un año normal.


EDDIE REDMAYNE como Einar Wegener/Lili Elbe en “La Chica Danesa” de Tom Hooper
(34 años, 2ªNominación, 1 Oscar por La teoría del todo)

actor5

Es el único actor del quinteto que ya tiene un Oscar en la categoría principal interpretativa. Un Oscar muy reciente por su mimetización en el astrofísico Stephen Hawking. Muchos ven similitudes este año en su interpretación de Einar Wegener, el primer transexual de la historia. Un papel, como todos sabemos, muy del gusto de la Academía que se vería claramente premiado en otros años. Redmayne firma un trabajo delicado, lleno de matices, complejo y muy medido. Por momentos pudiera llegar a la caricatura y lejos de ello, el británico sale victorioso de semejante papelón pero la falta de una dirección más pulcra e incisiva, no le ayudan a brillar con la fuerza que debiera. Es la segunda nominación consecutiva que consigue en la categoría reina de los intérpretes y vistos los resultados no dudamos en verle pronto por estos lares.


 

Ganará: Leonardo DiCaprio
Debería ganar: Leonardo DiCaprio

Sobre nosotros Ulher

En el cine hacer llorar en más fácil que hacer reír, o eso dicen. Sin embargo, cuento con los dedos de una mano las veces que una película me ha hecho inundar el salón. Una tarea complicada la de llegar al corazón. Wenders lo hizo en un peep-show y desde entonces estoy recuperándome. Más tarde llegó Tornatore y casi muero en el naufragio. Con Daldry aún estoy desatando el nudo que me provocó mientras no dejo de maravillarme con la grandeza de los viajes de Kubrick.Amante del cine desde que tengo uso de razón. Crecí con las marujas deslenguadas de Almodóvar. Mi psicólogo de cabecera responde al nombre de Aronofski y los domingos cierro las noches con Wilder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 1 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.