NAHID

nahid2 DEFICIENTE ILUSTRACIÓN DE LA SUMISIÓN FEMENINA

por Antonalva

Para poder empatizar con un personaje sufrido y doliente conviene que se pueda descifrar su comportamiento o al menos comprender sus acciones y sus reacciones. No basta con que creamos saber qué es lo que hace, por qué lo hace y para qué lo hace, sino que conviene confeccionar una trayectoria sólida, aunque ésta cuente, a priori, con la complicidad, comprensión y apoyo de un público (occidental). Es una pena que una propuesta tan atrayente y que predispone de forma natural a la solidaridad con los padecimientos de su protagonista femenina malverse de tal forma su caudal, al mostrar a una mujer tan antipática, errática y obcecada como la que da título a la cinta.

“Ya no te quiero.”

La violencia machista tiene muchos rostros y demasiadas manifestaciones que reconocemos y censuramos de antemano, pero no es suficiente empatizar con una idea abstracta – que nos hace sentir mejores personas y buenos conciudadanos – por muy solidaria que ésta sea, por muy incondicional que sea que nuestra adhesión al devenir de su calvario personal. Se requiere trascender lo previsible y urdir unos personajes y una trama que nos ayuden a simpatizar con los padecimientos de la víctima – más allá de lo que el espectador ponga de su parte. Pero cuando el personaje femenino parece más alocado que sufriente, más egoísta que esclava, más aprovechado que afligido… entonces se hace difícil mantener el interés en unos acontecimientos que de puro tópicos pierden casi toda su fuerza y poder revulsivo.

Falta intensidad y sobra empalago. Falta densidad y sobra preciosismo. Todo lo que vemos parece adecuado y sigue una lógica fatalista evidente, pero es como si a toda la historia le faltara un hervor o le sobrara un excesivo entendimiento que se diera por supuesto, como si tuviéramos que solidarizarnos por decreto con la causa que se evidencia. Mi predisposición hacia las desventuras de la atribulada protagonista es total, pero la cineasta no hace nada para ahondar en las complejidades y matices de la historia que plantea y además está tan convencida de la pétrea rectitud de su posición, que no se percata de lo cargante que resulta la desolada madre, con sus mohines, sablazos y enredos. Una tenaz urdidora de callejones sin salida que no sabe desenvolverse más allá de la queja y el reproche. Quizás eso era lo que se quería denunciar, pero solo quizás.

nahid1 En definitiva, una obra discreta, fallida, con buenos mimbres pero escasos logros. La necesaria denuncia ahoga la narración y sepulta el mensaje. Podría y debería haber sido buena, pero no pasa de correcta.|✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭|


Título original Nahid Año 2015 País Irán Director Ida Panahandeh Guión Ida Panahandeh, Arsalan Amiri Reparto Sareh Bayat, Pejman Bazeghi, Navid Mohammad Zadeh, Milad Hossein Pour, Pouria Rahimi, Nasrin Babaei

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.