STEVE JOBS


stevejobs2

RELUMBRÓN PÚBLICO Y MISERIAS PRIVADAS

por Antonalva

El éxito de esta cinta radica sobre todo en su excelente guión, que no pretende narrar la vida de su mesiánico protagonista de forma canónica y previsible, sino que se centra sólo en tres momentos significativos pero que muestran a la perfección la clase de persona que era (endiosado, engreído, brillante y acomplejado), sus inadaptación constante (su falta de empatía, su nula tolerancia a la frustración, sus notorias carencias afectivas), su delirio por el diseño, la imagen y el marketing más allá de lo utilitario, sino como un fin en sí mismo (sobrevender humo, anunciar lo inexistente, pergeñar sueños arrogantes) y su maniático empeño por el control total y su opacidad absoluta.

No es binario. Puedes ser buena persona y talentoso al mismo tiempo.”

 

¿Fue Steve Jobs un genio? En la medida en que la palabra ‘genio’ ha sufrido una devaluación constante y se utiliza con inflacionaria generosidad, sin rigor y como mero reclamo publicitario vacío de significado, la pregunta carece de cualquier interés. Quizás este interrogante haya sido importante para algunas personas retratadas en esta biografía nada complaciente sobre una persona que supo servirse del poder de la imagen para labrarse y difundir un olimpo personal, machacón y ególatra de sí mismo, sin más aval que su personalidad arrolladora, obsesiva y grandilocuente.

Como siempre en una biografía, no estamos ante la verdad absoluta de los hechos (que es inabarcable, multiforme e inasible), sino ante un posible enfoque, una visión, una potencial lectura de lo que quizás fue más significativo, centrándose en unos aspectos y omitiendo otros, pero es innegable que la representación que prevalece resulta verosímil y se ajusta bastante a los datos objetivos de su periplo vital: fue un hijo entregado en adopción, fue un padre que se negó durante lustros a reconocer a su hija biológica, fundó una empresa, fue echado de la misma, fracasó y resucitó, regresó finalmente en loor de multitudes y dejó su huella en todo lo que emprendió. El que el soberbio guión de Aaron Sorkin se detenga en ciertos aspectos ingratos, no añade ni resta valor al proyecto, sino que su máximo logro radica en crear un personaje verosímil y redondeado que da la sensación de haber podido ser tal y como se refleja en pantalla.

stevejobs1

También se ilustra con nitidez la discrepancia entre imagen pública y vida privada, entre el brillo del escenario y la mezquindad entre candilejas. Para ello ha contado con la inestimable complicidad y entrega de Michael Fassbender y Kate Winslet, ambos inmensos. Quizás haya a quien le perezca que contiene demasiados diálogos y demasiada poca acción, pero debemos de ponderar la importancia de la palabra como pilar de la cultura o sucumbiremos a los idólatras iletrados de la imagen.|✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭|


Título original Steve Jobs Año 2015 País Estados Unidos Director Danny Boyle Guión Aaron Sorkin Reparto Michael Fassbender, Kate Winslet, Seth Rogen, Jeff Daniels, Katherine Waterston, Sarah Snook, Michael Stuhlbarg, Perla Haney-Jardine, Adam Shapiro, Jackie Dallas, Makenzie Moss, Afsheen Olyaie

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 11 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.