MARTE (THE MARTIAN)


MARTIAN2

APOLO XXXI – ¿PARA QUÉ NOS CUENTAN LA MISMA HISTORIA UNA Y OTRA VEZ?

por Antonalva

Resulta demasiado facilón alabar las virtudes de esta cinta, como tedioso sería enumerar sus innumerables defectos. Pero ante un evento de estas características no cabe la indiferencia y conviene tomar partido, aunque sólo sea a manera de inventario sucinto. Sobre todo se nos presenta cansina, repetitiva, tópica y adocenada, por mucho virtuosismo técnico que la adorne y mucho boato que la acompañe. La hemos visto antes muchas veces y nos la volverán a presentar – con distinto celofán y envoltorio – otras tantas veces más. Estamos ante un producto de mercadotecnia, de pura industria del entretenimiento – que a ratos brilla por su ausencia – y quizás no se la pueda juzgar con la dureza que merece por puro hastío.

“Soy el botánico más insigne del planeta”

A favor juega su impecable y acerado acabado, su estética consistente y bien trabada, todos sus actores que encarnan con aplomo y desparpajo unos inanes personajes de cartón piedra, su fotografía impactante, su montaje concienzudo, su prolijo metraje de peliculón de alto presupuesto, su cántico a las virtudes de la cooperación trasnacional, la recreación de un mundo inhóspito que pretende mantenernos en vilo durante casi dos horas y media de metraje.

En su contra juega la previsibilidad infantil de la trama, el desenlace tópico y sin escollos, su excesivo conformismo y falta de riesgos, su aquilatado relumbrón presupuestario, su megalomanía de opereta, su escaso interés y su total aversión a abordar ningún lance temático o argumental. Es el mismo perro con otro collar, en apariencia novedoso y rutilante, pero en realidad no ofrece nada nuevo, ni sorprendente, ni nada que conmueva o convenza más allá de lo simulado y predecible. Los más de cien millones de su presupuesto apenas lucen más allá de lo obvio, de lo aparente, de lo superficial. No hay verdaderas sorpresas – quizás no pueda ni deba haberlas – y eso acaba fatigando al paciente espectador.

MARTIAN1

Quien vaya a ver una superproducción corriente y trivial no se verá defraudado. Quien quiera asistir a una experiencia rompedora, novedosa o perdurable se verá frustrado sin paliativos. Quizás la apreciación y el juicio final dependan sobre todo de las expectativas que uno albergue al visionar esta cinta. Por eso me parece de justicia señalar todo lo que no hay (novedad alguna) y todo lo que en cambio sí encontrará (un artefacto caro, manufacturero y liviano).

No es que sea mala – entretiene lo justo – pero se queda muy corta y sabe a muy poquito. Pero para mí ha sido decepcionante. Quizás injustificadamente, pero sin remisión.|✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭|


Título original The Martian Año 2015 País Estados Unidos Director Ridley Scott Guión Drew Goddard Reparto Matt Damon, Jessica Chastain, Chiwetel Ejiofor, Jeff Daniels, Kate Mara, Michael Peña, Sean Bean, Kristen Wiig, Sebastian Stan, Aksel Hennie, Benedict Wong, Mackenzie Davis, Donald Glover, Mark O’Neal, Brian Caspe, Chen Shu, Eddy Ko

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.