REGRESO A ÍTACA


iteca3

PALABRERÍA PRETENCIOSA Y HUERA. HASTÍO, TEDIO Y HARTAZGO

por Antonalva

¡Qué francesa resulta esta película pretendidamente cubana! El tufo a teatrillo universitario vanidoso y arrogante empalaga hasta la náusea, aburre al espectador e irrita al incauto que haya osado penetrar en su funesta garrulería de aguardiente de saldo. No se sabe si estamos asistiendo a un exorcismo de cámara oculta o a un ensayo fallido de piececilla teatral para incautos rezagados o rezongones nostálgicos de la revolución cubana, o a un ejercicio de pura resistencia a la melopea más estéril, pesada y petulante que uno pueda imaginar. Es una pura inflación flatulenta de la palabra…

“¿En qué momento se nos había jodido el Perú?”

Quizás haya algún cándido trasnochado que no sepa que la Cuba castrista es una dictadura que ha hecho de la delación, del espionaje masivo, de la opresión de la libertad de pensamiento, de la persecución a la disidencia, del hambre y del aplastamiento al librepensador, de la cultura de la miseria su carta de naturaleza desde hace casi sesenta infames años. Quizás. O quizás estemos ante un converso reciente – porque los personajes hablan como si la mal llamada revolución sólo se hubiera torcido desde los años noventa, borrando de un plumazo casi cuarenta años de vesanias, persecuciones, torturas y matanzas – y por eso le pueda parecer que está ofreciendo una novedad al espectador, que se retuerce incrédulo en la butaca del cine, perplejo por presenciar una inmolación añosa y extemporánea que hiede a podredumbre, falsedad y fango.

iteca2

Hay una total carencia de sorpresa o amenidad. Recorremos lánguidamente, soporíferamente tópico tras tópico, como si el objetivo central fuera desasnar al espectador – cuando el único que pareciera haber necesitado el ejercicio de culturización hubiese sido el huevón director de la cinta – como si el sentido final fuera hacernos ver una realidad novedosa e inesperada, que sólo parece desconocida tanto a los productores (que han aportado su dinero) como al director del engendro (que ha dedicado 17 infamantes días a confeccionar este despropósito). Cuando hay una total falta de sintonía y conocimiento del material tratado, llegamos a la conclusión de que nadie de los involucrados en este aciago proyecto tenía ni una mínima noción previa de la realidad cubana del último siglo. A lo mejor ni saben que es una isla caribeña americana…

Que nos traten de vender como novedad arriesgada, subversiva o iluminante un caducado producto de estraperlo resulta muy irritante. Y su total falta de amenidad y originalidad añade una capa adicional al oprobio. Estomagante, henchida, superflua y cansina. Una total pérdida de tiempo de nulo interés, ni tan siquiera arqueológico. Ignominiosa.|✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭|

Título original Retour à Ithaque Año 2014 País Francia Director Laurent Cantet Guión Leonardo Padura, Laurent Cantet Reparto Isabel Santos, Jorge Perugorría, Fernando Hechavarría, Néstor Jiménez, Pedro Julio Díaz Ferrán

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.