FELICES 140


1402

LA AMISTAD TENÍA UN PRECIO

por Time Bandit 

Como si estuviera sacado del restaurante de uno de sus personajes, esta película se nos presenta como un apetecible plato, cuya base es un drama existencial donde las intenciones ocultas de sus personajes quedan al descubierto y donde se muestra cuán fuertes o débiles son los lazos que nos unen los unos a los otros. A esto hay que añadirle una salsa agridulce de siempre bienvenido humor negro rociado con las dosis adecuadas durante todo el metraje. Con la ayuda de un guión muy bien cocinado, repleto de frases con dobles sentidos y palabras que esconden verdaderos puñales tras de sí.  Aunque la obra decaiga en alguna ocasión durante la película, especialmente en el tramo final, el espectador acabará la degustación con un buen sabor de boca.

“¿Qué es lo mejor que os ha pasado este año?”

Nueva obra de Gracia Querejeta, dos años después del fallido (y un tanto polémico) intento de su interesante 15 años y un día en la carrera hacía los Oscars. Es una película que cumple en el aspecto técnico, pero que cede la gran mayor parte de su peso a su guión y, sobre todo, a sus actores. Exceptuando algunos hechos (como las declaraciones a cámara de los personajes, que salvo el inicial de  Alex O´Dogherty a modo de introducción, no terminan de encajar). La estructura es similar a la de una obra de teatro, donde la mansión en la que los personajes pasan ese tan importante fin de semana es, prácticamente, el único escenario de la función. El guión también se podría trasladar fácilmente al teatro sin que los diálogos necesiten demasiados cambios. Pero Gracia Querejeta sabe aprovechar con gran acierto una de las grandes ventajas del cine: los planos, especialmente los primeros planos, que consiguen acercar al público estos personajes, que viven vidas normales, que sufren males convencionales y se mueven por ambiciones corrientes.

Como ya he comentado, el trabajo de los diferentes intérpretes de la función es uno de los pilares fundamentales de la obra, por lo que el hecho de contar con un reparto correcto es vital. Y en ese aspecto, Felices 140 se lleve su puntuación más alta, pues cuenta con un elenco realmente envidiable. Destacando a una Maribel Verdú, actriz fetiche de Gracia Querejeta y protagonista central de la función, en el que probablemente sea uno de los mejores papeles de su carrera. Ella, a diferencia del personaje al que da vida, se encuentra muy bien rodeada por interpretes de la talla Antonio de la Torre y Eduard Fernández; que en mi opinión, se tratan de dos de los actores españoles con más talento del panorama actual, y que aquí, aunque no sea la obra donde más hayan podido lucirse, vuelven a demostrarlo. Ginés García Millán, merecedor de una mejor filmografía de la que ha tenido. Marian Álvarez, que en la magnífica La Herida de Fernando Franco demostró tener un gran talento, aquí vuelve a hacerlo dando vida a otra mujer herida y maltratada.  Nora Navas, que logra retratar con gran acierto toda la amargura de su personaje. Los jóvenes Marcos Ruiz y Paula Cancio, pese a no alcanzar el nivel de los anteriores, no desentonan en ningún momento.

1401Una amarga (aunque no tanto como parece) visión de los lazos familiares y de amistad, y de lo frágiles que pueden ser cuando hay intereses económicos de por medio; especialmente si éstos son multimillonarios. Aunque la película es clara a la hora de mostrar hacia cuales de sus personajes cede su simpatía y a cuales recrimina su actitud, en ningún momento cae en lo moralista. El tono de la obra se mantiene serio en todo momento, pese a las dosis de humor negro, alejándose de obras como la reciente Relatos Salvajes. Felices 140 no es, ni trata de ser, ninguna crítica sociocultural, sino que va abriendo poco a poco a sus personajes, desvelando sus miserias. |✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭|

Título original Felices 140 Año 2015 País España Director Gracia Querejeta Guión Santos Mercero, Gracia Querejeta Reparto Maribel Verdú, Antonio De La Torre, Eduard Fernández, Marian Álvarez, Nora Navas, Alex O´Dogherty, Ginés García Millán, Paula Cancio, Marcos Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − uno =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.