AGUAS TRANQUILAS


aguas2

DESVALAZADA Y DESCUIDA PELÍCULA CON ACIERTOS PARCIALES Y YERROS TORZUDOS

por Antonalva 

Película fallida y decepcionante, se mire como se mire. Contiene una premisa interesante y que podría tener un público cómplice y agradecido. Propone una evocación mágica y ensoñada de una isla mítica que fluctúa entre la fantasía intemporal y la concreción del ritual iniciático del tránsito de la adolescencia de dos jóvenes nipones, envueltos en un oscuro y enigmático crimen que trata de aportar dosis de intriga donde no hay más que evocación fantasiosa y asociación de ideas y sensaciones biográficas o telúricas. La amalgama no funciona porque no acaba de haber una dirección clara, ni una propuesta definida, ni un objetivo reconocible. Es como si asistiéramos al diario íntimo de su directora, incapaz de definirse o decantarse y sus dudas se trasladan al espectador, que asiste indefenso y hastiado a la dispersión obtusa de la propuesta.

 “Tu madre es chamán.”

Y lo más trise es que la cinta contiene una escena excepcional, excelente, inolvidable y casi sublime: la dolorosa agonía y muerte de la madre del protagonista. Es un prodigio de sensibilidad, puesta en escena, delicadeza, calidez y amor. Emocionante y arrebatadora desde que da inicio hasta que concluye. Pero resulta un pegote ajeno al resto del agotador metraje, sórdida sucesión de imágenes sucias, complicadas, donde se hurta información, se cercena las expectativas y se manipula la acción con el único objetivo de crear un interés del cual carece, aparentando profundidad donde sólo hay vacuidad estéril. Tanta elaborada nadería acaba irritando y hace olvidar (y lamentar) la prodigiosa escena de la madre moribunda, indigna de formar parte de este engendro.

No veo forma alguna de salvar el resultado final. Ni de recomendar su visionado, ni de sugerir bondades en las que no creo, ni de pretender que me he quedado embrujado por una propuesta diferente y contracorriente. Pues no. Sencillamente me parece que la tenue trama de los adolescentes enamorados es un mero pretexto narrativo para hilvanar una sucesión de imágenes y evocaciones inconexas, arbitrarias y presuntuosas, apenas disimulando la falta de hilo narrativo coherente, apenas ocultando las costuras de un traje fallido que no da la talla, incapaz de zambullirse en el catálogo sensual de imágenes evocativas e incapaz de prescindir de una supuesta narración que no por fallida e indigesta se hace perdonar.

aguas3Una solemne y atildada decepción. Quizás haya una auténtica autora tras la cámara y el guion, pero a mí me ha aburrido hasta la desesperación. Prescindible.|✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭|

Título original Futatsume no mado (Still the Water) Año 2014 País Japón Director Naomi Kawase Guión Naomi Kawase Reparto Nijiro Murakami, Jun Yoshinaga, Makiko Watanabe, Hideo Sakaki, Tetta Sugimoto, Miyuki Matsuda, Jun Murakami, Fujio Tokita

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + Diez =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.