EL HOMBRE MÁS BUSCADO

ELHOMBREMAS1

Tejemanejes y ardides: ¿cómo confiar en quien hace del engaño su naturaleza?

El ya octogenario John le Carré es un género en sí mismo, tanto como novelista como en cuanto a sus múltiples adaptaciones cinematográficas. Lleva más de cincuenta años retratando y diseccionando el proceloso mundo de los espías, con sus añagazas y traiciones mudables. Quizás ya no sea nada novedoso, pero su hábil destreza al urdir tramas rocambolescas pero irrefutablemente lógicas, intrincadas y laboriosas en su recorrido pero diáfanas y evidentes en su cohesión, maña y congruencia. En fin, se le podrán achacar muchas cosas (su propensión al tirabuzón narrativo, su mareante pléyade de personajes y ligazones), pero casi siempre proporciona un entretenimiento inteligente, taimado y descorazonador.

“Construyamos un futuro más seguro para todos.”

También aquí. Tantos personajes con breves y estereotipados cometidos necesitan de unos actores solventes que den carne, empaque y verosimilitud a lo que no deja de ser un intrigante enredo ahíto de previsible ambigüedad y presumible doblez impostora. El casting es brillante y atinado, ofreciendo rostros reconocibles y briosos, sirviendo de vehículo todoterreno a una densa malla de maquinaciones y trampas que si bien está bien trabada y diestramente resuelta, produce cierta sensación de dejar a la vista sus engranajes y mecanismos, donde la técnica prima sobre la sinceridad, la cocción hacendosa sobre la calidad intrínseca del ingrediente. Pero sobre todo brilla un estupendo actor en su último papel protagonista: Philip Seymour Hoffman (1967-2014). Su aciaga desgracia personal añade una funesta dimensión trágica a su derrotado personaje. Está inconmensurable, intenso, sutil e inolvidable. Ese coche del que se baja y queda vacío en el plano final de esta cinta supone una lúgubre premonición.

ELHOMBREMAS2

Película eficaz, de intriga astuta y tristemente reconocible, de atmósfera enfermiza de puro untosa y letal, donde los éxitos y fracasos no llegan a ser noticia porque a nadie le importa el hundimiento anónimo de los de siempre, monigotes con apariencia de personas y carentes de otra dimensión que no sea la de servir de carne de cañón. Se podría decir que esta cinta es la historia de un fracaso – o de un fracasado – y que sirve, al mismo tiempo, de boceto contumaz de toda una época desencantada y descreída, donde los principios son meros eslóganes descalabrados, apenas un eco de pretéritos ideales henchidos de afán, ilusión y rumbo. Mórbidamente meritoria. |✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭|

Por Antonalva 

Título original A Most Wanted Man Año 2014 País Reino Unido Director Anton Corbijn Guión Andrew Bovell Reparto Philip Seymour Hoffman, Willem Dafoe, Rachel McAdams, Grigoriy Dobrygin, Robin Wright, Daniel Brühl, Martin Wuttke, Nina Hoss, Rainer Bock, Mehdi Dehbi

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + diecinueve =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.