BOYHOOD / Qué malos fueron los 2000

Hay muchos tipos de espectadores cinematográficos. Yo soy de los que disfrutan con una buena historia, que van al cine para soñar, ver más allá y descubrir. He visto Boyhood y he descubierto algo nuevo, he visto más allá de los aparentes esquemas convencionales, pero desgraciadamente no me ha hecho soñar. Me ha hecho recordar, y todo el mundo sabe qué mala fue la década de los 2000 para la sociedad.
La película se basa en una propuesta muy ambiciosa y perseverante, filmar durante 12 años reales a los mismos actores y evitar así la caracterización/cambio de actores para crear las elipsis temporales del film. Con esta premisa tan innovadora, ya es de agradecer el trabajo de producción y el visionado, pero ese estado de maravilla no te dura las casi 3 horas de película.
BOYhood2
El paso del tiempo es de un realismo puro, así como su captación. El guión está hecho para que no veas historia alguna, porque aparentemente no la hay. Es pura cotidianidad llevada al cine sin salirse de los esquemas narrativos de la ficción. Es la historia de cualquiera, sus personajes son reales y comunes, eso provoca que el espectador encuentre similitudes con su propia vida en todo momento. No nos cuenta la historia de este chico y su familia, nos guía por las diferentes etapas para que recordemos la nuestra.
Nos recrea la vida sureña en EEUU que al otro lado del charco no conocemos, pero te hace pensar qué comunes somos al fin y al cabo todos los humanos. Todos vivimos la campaña para la presidencia de Obama, la etapa emo de algunos adolescentes con pretensiones de singularidad, el “Oops, I did it again” de Britney Spears, el 11-S…
BOYHHOD1
Lo bueno de la película es la coralidad de su protagonismo, lo que provoca una múltiple identificación del público en los distintos personajes. Seguro que muchas mujeres madres de familia se identificarán con la crisis maternal de Patricia Arquette al darse cuenta lo rápido que crecen sus hijos.
Además se ve una homogeneidad técnica a lo largo de la película, pese a todos los cambios tecnológicos surgidos en el nuevo milenio. Punto que se agradece, pues hace que el espectador sólo vea el paso de los años mediante los personajes y no mediante la calidad de la imagen.
Divertida a veces y aburrida en ocasiones. El experimento ha resultado exitoso, pero en la post-producción podrían haber utilizado más la opción de cuchilla y se hubiera mostrado el mismo mensaje con 1 hora menos de película. Gracias Linklater, por al menos innovar en estos tiempos y por hacerme darme cuenta de que la adolescencia no fue sólo mala para mí.

✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭

Título original Boyhood Año 2014 País Estados Unidos Director Richard Linklater Guión Richard Linklater Reparto Ellar Coltrane, Patricia Arquette, Ethan Hawke, Lorelei Linklater, Jordan Howard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 13 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.