LAS DOS CARAS DE ENERO / El mal cotidiano: nadie es quien parece ser

“Siento haberte decepcionado”

Quién roba a un ladrón, tiene cien años de perdón. Parece un refrán salido de la pluma de Patricia Highsmith, una misántropa escritora llena de turbiedad e inquina que ha retratado como nadie la deshonestidad y los peligros que viven agazapados en la cotidianidad más luminosa y angelical del ser humano. Que las apariencias engañan lo aprendemos a base de traspiés y equivocaciones, pero nadie como ella para reflejar los monstruos e infamias que pueblan el plácido devenir de nuestros semejantes. Y si bien sus novelas parecen pasto fácil para el cine, pocas veces se ha logrado trasladar ese tóxico mundo de dobleces y añagazas con éxito al celuloide. Y ahora nos llega esta clásica historia de engaños, muerte, lujo y embelecos que acierta en casi todo.

lasdoscaras1Una Grecia colorista, unos protagonistas lozanos y atractivos, una facilidad y cortesía en el trato humano, la sensación de que todo es posible y tenemos derecho a ser felices y gozar de la vida, ningún remoto nubarrón sobre el horizonte… y, sin embargo, basta un nimio percance para transformar el disfrute en angustia y huida, en torbellino de desasosiego y mal fario. El mundo reconocible se encoje y trastoca, todo se vuelve opaco y siniestro, no sabemos a quién acudir ni los intereses soterrados que cada cual alberga. Fugarse parece el único refugio, poner tierra de por medio, evadirse para evitar a la policía y el temor a ser reconocido y apresado. ¿En quién confiar? ¿De quién sospechar? La luz se vuelve temible y las sombras amenazantes.

Hacen falta pocos elementos pero bien dosificados y ensamblados para armar una película de suspense. El exceso lo vuelve todo inverosímil y la carencia deja insatisfecho. Por eso es de alabar la certera combinación de piezas que componen este rompecabezas fatídico que aboca a sus protagonistas a una pérdida constante de la seguridad y la calma y los arrastra hacia el abismo de lo inseguro y falaz. Y para que funcione sin fisuras es imprescindible un reparto atractivo y eficaz, que sepa der el toque necesario de guapura y doblez, que haga desconfiar al espectador sin perder por ello su simpatía. El trío protagonista juega sus bazas con maestría y gusto, ofreciendo todas las gamas necesarias de seducción, traición y desapego que configuran el minucioso baile perverso.

lasdoscaras2

No es una gran película pero sí una buena cinta policiaca, que se ve con agradecido interés y que culmina en un desenlace irrevocable y diestro, que cierra con sagacidad todas las piezas del fatídico laberinto que ha tocado recorrer. Recomendable.

Lo mejor: su enrarecida atmósfera de acechante peligro

Lo peor: que quizás falte cierta originalidad que la haga memorable

✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭

Crítica de Antonalva

Título original The Two Faces Of January Año 2014 País Reino Unido Director Hossein Amini Guión Hossein Amini Reparto Viggo Mortensen, Kirsten Dunst, Oscar Isaac, David Warshofsky, Daisy Bevan,Aleifer Prometheus, Yigit Özsener, Nikos Mavrakis

Sobre nosotros Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − uno =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.