De cal y de arena: SÓLO LOS AMANTES SOBREVIVEN

Los polos opuestos se atraen o eso dicen. En De cal y de arena vamos a poner en entre dicho la física. Por esta nueva sección pasarán aquellas películas de estreno directas a la controversia. Para ello dos de nuestros redactores tomarán posiciones argumentando en forma de crítica su punto de vista. Y tú, ¿de que lado estás? 

afavor1amantes

 

Crítica de Time Bandit Vampiros de vinilo 

La vida eterna, observar como la humanidad avanza, ser testigo directo de sus máximos logros y proezas, al mismo tiempo que de sus errores y sus atrocidades. Conocer el comportamiento humano tras siglos observándolo. Saber qué han hecho anteriormente hace que sea posible adivinar hacia dónde se dirige su destino. Ese es el punto privilegiado de los dos vampiros que protagonizan esta obra, que se esconden en sus madrigueras recordando viejos tiempos mientras observan que todo se hunde a su alrededor, y cómo la humanidad se destruye progresivamente, poco a poco; siendo ellos, al parecer, los únicos que se percatan.

Vampiros que compran sangre en el mercado negro como si de droga se tratara. Y la unión a ella es similar a la que tienen los drogodependientes con la sustancia de turno. Incluso, en una escena la toma de ésta tiene los mismos efectos que una inyección de heroína. La sangre refleja mejor que nada una de las ideas principales del film: la decadente autodestrucción humana, ya que ella misma está contaminando su propia sangre (al igual que hace con el agua), haciendo que los vampiros tengan que tener especial cuidado en elegir cual beben pues una sangre contaminada pueden enfermarlos o incluso matarlos.

Ésta también es una historia de amor pero alejada completamente del tono de cierta saga vampírica. El amor entre dos vampiros, Adam y Eve, que dura ya varios siglos, y aunque puedan estar décadas sin verse, sus destinos siempre están unidos. Pero también es una historia de amor hacía la ciencia y el arte ya que ambos protagonistas han utilizado su longevidad para saciar su sed de conocimientos, consiguiendo apreciar lo que la mayoría de seres humanos no hacen. Valoran los grandes logros de la humanidad pero Adam los desprecia por todos sus grandes errores y se refiere constantemente como “zombies”, apelativo realmente acertado para definir a la sociedad postmoderna que mira pero no ve lo que sucede a su alrededor.

afavor2amantes

Uno de los grandes aciertos de la película ha sido sin duda la elección de sus dos protagonistas. La camaleónica Tilda Swinton y el carismático Tom Hiddleston. Puede que la misma historia con otros intérpretes pudiera haber llegado a lo ridículo pero han conseguido dar verosimilitud a la historia de estos dos observadores del auge y la decadencia de la humanidad donde ambos personajes viven y se comportan en concordancia a ello. Respecto al resto del reparto, en cuanto a secundarios destacan las apariciones de Mia Wasikowska y John Hurt, que cumplen con su papel, pero en ningún momento consiguen ensombrecer a los dos protagonistas.

La puesta en escena que ha logrado crear Jim Jarmusch es digna de mención. La película está inundada de principio a fin de cierto punto romántico y nostálgico que refleja el estado emocional y mental de los protagonistas. El ambiente cerrado, casi claustrofóbico, donde prácticamente toda la obra está rodada en interiores, refleja con claridad el aislamiento del mundo en el que viven los protagonistas. En resumidas cuentas, una obra a la que merece la pena dar la oportunidad y dejarse llevar. No es una obra que complacerá a todos los paladares pero creo que no se puede negar su valor y sus cualidades.

Lo peor: que se la tilde de pedante

encontra1amantesCrítica de Antonalva Solemne pretenciosidad: ¡qué monótono es hacerse el moderno!

Hay chistes privados que quizás puedan resultar ingeniosos para un grupillo de iniciados, pero fuera de ese selecto círculo de ungidos carecen de todo chispa, atractivo o interés. Igual con esta cansina peliculilla con aires de grandeza y logros anémicos cuyo planteamiento no carece de interés pero cuyo desarrollo es premioso, cansino y exangüe, como contagiada por el devenir mórbido de sus protagonistas.

Quizás sea una cinta para adeptos o practicantes de algún obscuro rito nigromante, o de una cinefilia entendida como secta abúlica, propensa a las listas de nombres ilustres (se citan a Shakespeare, Cervantes o Einstein entre una pléyade de referencias ostentosas), ensimismada en los ombligos aparatosos y con relumbrón, donde la afectación estilística resalta la falta de ideas novedosas y todo acaba sepultado bajo un aire enrarecido, viscoso, denso y asfixiante que parece reclamar del espectador una rendida complicidad que no merece.

Hablar sobre la película – o comentar las muchas ideas y chascarrillos que la pueblan – es más interesante que haber padecido su visionado. La lentitud, la casi total falta de acción (y los pocos hechos de cierto interés ocurren fuera de cámara), los largos e insustanciales diálogos, su atmósfera nocturna y lúgubre, su estética de gacetilla de vanguardia menesterosa pero altivamente orgullosa de ser de bajo presupuesto, su vademécum de diseño cutre, abigarrado y falaz, su asfixiante afectación… todo ello es buscado y consciente, pero eso no exonera del aburrimiento mortal y del letargo supino que invade al espectador.

encontraamantes2

Hay que alabar que la película logre ser – con casi total seguridad – lo que se ha propuesto su director y guionista que sea. Pero parece más bien un ceremonioso y recargado regalo a su pandilla de amigos o fieles incondicionales, más que una cinta destinada al público general. Pero claro, quizás yo no sea uno de los elegidos ni esté en la honda propicia. Hubo una época en que Jim Jarmusch fue novedoso e interesante, pero cuando ya tienes sesenta años y sigues haciendo – por enésima vez – tu inflado proyecto de fin de carrera, es señal inequívoca de que te has quedado estancado. Y el agua estancada se pudre y hiede. Allá cada cual.

Lo mejor: su atmósfera, el catálogo de ideas, sus actores.

Título original Only Lovers Left Alive Año 2013 País Reino Unido Director Jim Jarmusch Guión Jim Jarsmuch Reparto Tilda Swinton, Tom Hiddleston, Mia Wasikowska, John Hurt, Anton Yelchin, Slimane Dazi, Jeffrey Wright

 

Sobre nosotros Ulher

En el cine hacer llorar en más fácil que hacer reír, o eso dicen. Sin embargo, cuento con los dedos de una mano las veces que una película me ha hecho inundar el salón. Una tarea complicada la de llegar al corazón. Wenders lo hizo en un peep-show y desde entonces estoy recuperándome. Más tarde llegó Tornatore y casi muero en el naufragio. Con Daldry aún estoy desatando el nudo que me provocó mientras no dejo de maravillarme con la grandeza de los viajes de Kubrick.Amante del cine desde que tengo uso de razón. Crecí con las marujas deslenguadas de Almodóvar. Mi psicólogo de cabecera responde al nombre de Aronofski y los domingos cierro las noches con Wilder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + Ocho =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.