Antonalva

La primer película que vi en el cine fue 101 Dálmatas (1961) en alguna de sus muchas reposiciones (Cruella De Vil me persiguió y obsesionó durante lustros). Muchos años más tarde desperté al gran cine deslumbrado por Psicosis y Vértigo de Alfred Hitchcock y mi devoción cinéfila se confirmó al degustar las virtudes de Douglas Sirk, David Lean, Yasujirô Ozu o Max Ophüls. Apasionado del cine oriental, de Hollywood y de las cinematografías periféricas, de gustos sibaritas y omnímodos.

SNOWPIERCER / Alucinación futurista y vana sobre el enfriamiento global, la lucha de clases y el mesianismo

“¿Calentamiento global? ¿Frío glacial? Tanto monta, monta tanto” Las imágenes de este sofisticado y costoso artilugio – elaborada pieza de relojería de trepidante engranaje y ostensible vacuidad – son arrolladoras…

Leer más