5 IMPRESCINDIBLES de Juan Rúas

5 IMPRESCINDIBLES de … , es un espacio para oír la voz de sus seguidores. Un espacio para compartir los gustos cinéfilos de los lectores del blog. Porque todos tenemos un top de películas por las que amamos el cine y porque siendo compartidas damos la oportunidad también de descubrir joyas. Por tanto, quien quiera participar tan sólo tiene que enviar un mail a nosoyuncritico@hotmail.es con sus cinco niñas mimadas. Esas películas que le han emocionado, divertido, asustado … en definitiva aquellas cinco cintas que le han hecho sentir, argumentado en un par de líneas como mínimo el motivo de su elección.

Para esta última entrega contamos con Juan Rúas, (perfil FA) quien nos hace llegar sus imprescindibles. Cinco visiones culturales tan dispares como atractivas. Desde aquí agradecemos su participación.

EL EXPRESO DE MEDIANOCHE, de Alan Parker (1978)

Canto furioso a la libertad. Preso en Turquía, un país extraño, un idioma extraño, él solo querrá ver de nuevo la luz del sol. La empatía con el protagonista es tan demoledora que uno no puede dejar de sentir la ira surgida ante la injusticia legal.

CIUDAD DE DIOS, de Fernando Meirelles y Kátia Lund (2002)

Una serie de historias de las favelas brasileñas, sus entrecruzamientos son únicos. Lo curioso de Ciudad es el tono jocoso y alegre que emana a través de imágenes crudísimas de gente sin recursos ni futuros asegurados. Nada dura en Ciudad de Dios, quizás tan solo las ilusiones.

SECRETARY, de Steven Shainberg (2002) 

El amor tiene muchas caras, a abrir la cabeza. Secretary se caracteriza por contar una historia de amor a base de perversiones, secretas neurosis de personajes limitados por su sentir “tan particular”. Resulta mucho más inteligente que el promedio standard de pelis de amor al uso.

LA HABITACIÓN DEL NIÑO, de Álex de la Iglesia (2006) 

Una de terror para tv, de Alex de la Iglesia, para los que creían que el terror clásico estaba extinguido. De la serie Historias para no dormir, la primera entrega lleva la fuerza de todo debut. Narrada con un pulso dramático de esos que hipnotizan, hay una historia de fantasmas al uso para ver de noche, preferentemente en estado de relajación. Atentos a la cámara que filma al niño dentro de la peli…

NADER Y SIMIN, UNA SEPARACIÓN, de Asghar Farhadi (2011) 

Cuando el cine iraní se disfraza de valores universales. Prepárense para enfrentar un drama humano en donde lo que menos importa es la cámara que filma, sino las fuerzas de vida que habitan en ella.

Sobre nosotros Ulher

En el cine hacer llorar en más fácil que hacer reír, o eso dicen. Sin embargo, cuento con los dedos de una mano las veces que una película me ha hecho inundar el salón. Una tarea complicada la de llegar al corazón. Wenders lo hizo en un peep-show y desde entonces estoy recuperándome. Más tarde llegó Tornatore y casi muero en el naufragio. Con Daldry aún estoy desatando el nudo que me provocó mientras no dejo de maravillarme con la grandeza de los viajes de Kubrick.Amante del cine desde que tengo uso de razón. Crecí con las marujas deslenguadas de Almodóvar. Mi psicólogo de cabecera responde al nombre de Aronofski y los domingos cierro las noches con Wilder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.