5 IMPRESCINDIBLES de Sònia Elias

 

5 IMPRESCINDIBLES de … , es un espacio para oír la voz de sus seguidores. Un espacio para compartir los gustos cinéfilos de los lectores del blog. Porque todos tenemos un top de películas por las que amamos el cine y porque siendo compartidas damos la oportunidad también de descubrir joyas. Por tanto, quien quiera participar tan sólo tiene que enviar un mail a nosoyuncritico@hotmail.es con sus cinco niñas mimadas. Esas películas que le han emocionado, divertido, asustado … en definitiva aquellas cinco cintas que le han hecho sentir, argumentado en un par de líneas como mínimo el motivo de su elección.

Sònia Elias @SoniaSea nos ha querido dar a conocer sus imprescindibles. Cinco maravillosas obras contemporáneas que en unos años se convertirán en clásicos. Desde aquí agradezco su participación.

 EDUARDO MANOSTIJERAS, de Tim Burton (1990)
 
 

Bajo mi punto de vista, la obra maestra de Tim Burton. Un cuento original sobre alguien diferente e incomprendido. Destacaría el contraste de lo que envuelve a Eduardo: el oscuro castillo donde vive, su apariencia fría y gótica, y sin embargo lo puro y bondadoso que es; con el colorido del pueblo y su gente aparentemente afable y feliz pero totalmente hipócrita y egoísta. Me fascina por como esta contada, por la escenografía y la maravillosa y mágica música de Danny Elfman.

 LA VIDA ES BELLA, de Roberto Benigni (1997)
 
 

Un canto a la vida y a la superación. Es una película diferente sobre una familia durante la Segunda Guerra Mundial. Habla de lo necesario que es tener esperanza e imaginación incluso en los peores momentos de la vida. Habla del amor incondicional y sin restricciones y de un padre capaz de todo para que su hijo no sea consciente de la pesadilla que está viviendo. Es una fábula preciosa, de las que dejan huella.

AMERICAN BEAUTY, de Sam Mendes (1999)
 
 

Ácida reflexión de la sociedad y el mundo en que vivimos. Un padre de familia desilusionado por su vida rutinaria, su matrimonio y su trabajo. Una esposa obsesionada con su casa y el trabajo. Una hija adolescente acomplejada, que no se comunica con sus padres y unos vecinos que tampoco son lo que aparentan. El guión es una auténtica maravilla, sumamente cuidado, ácido y audaz. Consigue convertir el drama en comedia. Tiene una fantástica banda sonora y el placer visual contrasta con tan cruda historia.

PEQUEÑA MISS SUNSHINE, de Jonathan Dayton y Valerie Faris (2006)
 
 

Una comedia sencilla pero profunda. Narra el viaje de una familia peculiar que une sus fuerzas, aún sin estar ninguno de ellos en su mejor momento, para cumplir el sueño de una niña: participar en un concurso de belleza. Es un homenaje a la familia. Se elogia el esfuerzo personal, el ser diferente como algo positivo y denuncia y ridiculiza los concursos de belleza. Una historia de superación en la que ríes y lloras a parte iguales y acabas queriendo a cada uno de sus personajes.

 REVOLUTIONARY ROAD, de Sam Mendes (2008)
 
 

Si, otra de Sam Mendes dentro de mis 5 películas favoritas. Una historia sobre un matrimonio aparentemente modélico, que tiene todo para ser feliz y sin embargo no lo es. Se han dejado llevar por los convencionalismos, la presión social y la rutina y sin darse cuenta se han truncado sus sueños.Todos hemos sido April en algún momento de nuestras vidas y como ella no hacemos nada. La película te hace cuestionar el porqué. ¿Por conformismo? ¿Por qué es lo que está bién? ¿Por qué el precio de la felicidad es demasiado caro?

Sobre nosotros Ulher

En el cine hacer llorar en más fácil que hacer reír, o eso dicen. Sin embargo, cuento con los dedos de una mano las veces que una película me ha hecho inundar el salón. Una tarea complicada la de llegar al corazón. Wenders lo hizo en un peep-show y desde entonces estoy recuperándome. Más tarde llegó Tornatore y casi muero en el naufragio. Con Daldry aún estoy desatando el nudo que me provocó mientras no dejo de maravillarme con la grandeza de los viajes de Kubrick.Amante del cine desde que tengo uso de razón. Crecí con las marujas deslenguadas de Almodóvar. Mi psicólogo de cabecera responde al nombre de Aronofski y los domingos cierro las noches con Wilder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce + Once =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.